Madrid, 25 de octubre

El congreso sobre la Reforma de la Ley Concursal reunió a los profesionales del más alto nivel del ámbito jurídico, empresarial y bancario. Una jornada en la que hubo consenso de que habrá un mayor volumen de concursos de acreedores en 2023 bajo el contexto económico actual y cómo la Reforma que ha entrado en vigor incentiva los procesos de reestructuración de empresas. El gran reto es cómo abordar estos procesos en las PYMEs.

Una Reforma que dota de mayor poder al acreedor, que deriva en una mayor responsabilidad de cara a mantener las empresas viables. La necesidad de apoyar a las PYMEs frente a los posibles problemas generados por una insolvencia probable, con información y herramientas para poder analizar su situación. Cómo la nueva otorga un mayor poder de anticipación, más tiempo para actuar y más herramientas para buscar soluciones, facilitando así preservar el valor de la compañía. Y los sistemas de detección temprana para las pymes y la figura del experto en reestructuración empresarial serán clave para su resolución.

Enlace al evento